Hemos establecido estos principios porque somos responsables de todos nuestros animales: dependen de nosotros. Es por eso que nos preocupamos por ellos con amor y respeto, basándonos en los hallazgos biológicos obtenidos en zoológicos modernos y por medio de la aplicación de los conocimientos veterinarios a la fauna silvestre. Esto demuestra que los animales son nuestra primera prioridad.



                 


CINCO PRINCIPIOS


  1. Cuidamos de nuestros animales con amor y respeto absoluto para garantizar su bienestar y dignidad.

  2. Proporcionamos a los animales bajo nuestro cuidado las cinco libertades (Animal Welfare Council, 1979):


  3. a) de hambre o sed

    b) de malestar

    c) de dolor, de lesiones o enfermedad

    d) de miedo y angustia y

    e) a libertad de expresar comportamientos normales, incluyendo la reproducción.


  4. Consideramos a nuestros animales como embajadores de la conservación de su propia especie y sus hábitats naturales.

  5. Apoyamos actividades de investigación y conservación de las especies amenazadas bajo cuidado humano y en los ecosistemas naturales..

  6. Somos un santuario para cualquier animal salvaje que necesita nuestra ayuda.



A lo largo de sus casi 50 años de historia Loro Parque ha recibido diversas y numerosas distinciones y premios que reconocen su labor, tanto en el ámbito medioambiental como empresarial.



Creamos los recintos de manera que se asemejen lo máximo posible a la naturaleza y tratamos a los animales de forma que enriquecemos sus vidas. Además, les proporcionamos los más altos estándares de atención veterinaria para asegurar su bienestar físico y psicológico. Su bienestar sólo es posible a través de la dedicación de nuestros expertos cuidadores y nuestra conexión en red con otros profesionales zoológicos. Esta es la esencia de la gestión humana de los animales salvajes.

Nuestros animales son embajadores que muestran a nuestros visitantes la belleza de la naturaleza, motivándolos a amar y respetar tanto a los animales como a la naturaleza, haciendo que se comprometan con su apoyo a la conservación. Loro Parque ofrece una experiencia segura y accesible para inspirar a los visitantes y darles un gran sentimiento de naturaleza.

La mejor manera de demostrar nuestro compromiso con la conservación y la investigación es financiar estas actividades tanto en el parque como en el propio terreno. Por cada visitante, Loro Parque destina el 10% de la tarifa de la entrada a la conservación e investigación llevada a cabo por Loro Parque Fundación. En los últimos 22 años, Loro Parque Fundación ha invertido de forma directa 20.000.000 de dólares para proyectos de conservación en todo el mundo.

Muchas situaciones pueden poner en riesgo los animales salvajes y, por tanto, Loro Parque participa activamente en el rescate, rehabilitación y liberación de animales que necesitan ayuda. Cada vez que un animal no puede ser liberado estamos comprometidos a darle el cuidado a largo plazo con nuestros altos estándares habituales. Esto se ha hecho con loros, gorilas, chimpancés, pingüinos, orcas, leones marinos, tortugas, caimanes y muchas otras especies.


EPÍLOGO

Nuestra tierra se ha convertido en un planeta superpoblado, extremadamente amenazado debido al crecimiento exponencial y el consumo excesivo de la población. De 2.300 millones en el año 1940, hoy en día la población mundial ha alcanzado los 7.500 millones. ¡Esto significa que a lo largo de los últimos 80 años el crecimiento casi se ha cuadruplicado!

La humanidad apenas ha notado la disminución de animales carismáticos como los elefantes. De los 10 millones de elefantes que poblaron nuestro planeta, ahora solo quedan medio millón. La disminución de su población se debe a la progresiva destrucción y fragmentación de su hábitat natural, así como la elevada tasa de caza furtiva para obtener su marfil. Es increíble que a pesar de que hemos perdido tantos elefantes, aún hoy mueren 100 individuos cada día por su marfil. De los 60 millones de km2 originales de bosques naturales, la humanidad ya ha destruido casi la mitad.

Por tanto, es importante que el trabajo del zoológico moderno haya evolucionado hasta convertirse en las embajadas reales para la vida silvestre que son hoy. El zoológico moderno es una herramienta importante para la conservación de la biodiversidad, en otras palabras, de la riqueza de la vida animal y vegetal. Asombrosamente, un total de 750 millones de personas visitan los parques zoológicos cada año en todo el mundo. Esto demuestra el gran potencial de los zoológicos para conectar a las personas con la naturaleza y la conservación de especies amenazadas. Este potencial es aún más claro observando la urbanización progresiva de la población humana y su consiguiente aislamiento de la naturaleza. Actualmente, más del 50% vive en ciudades, y para el año 2050 será un 85%. El papel fundamental de los parques zoológicos en la sensibilización y la educación ambiental, es reconocido por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza y los Recursos Naturales (UICN), la organización de conservación más prestigiosa del mundo.

Sin embargo, una pequeña minoría vociferante, que se hacen llamar "activistas de los derechos de los animales", atacan a una herramienta que lucha, precisamente, por la conservación de la naturaleza, el recurso más importante para los futuros seres humanos. Es paradójico que un grupo de personas, dentro de esta superpoblación, esté preparando el terreno para los extremistas, sin tener en consideración que el zoológico moderno coopera con otras instituciones educativas, de investigación y conservación, así como con ciudadanos responsables, para engendrar un mayor respeto por la naturaleza en interés de la sociedad. Por otra parte, estas supuestas autoproclamados defensores de los animales, como PETA, la Human Society of the United States (HSUS) Born Free Foundation o Free Morgan Foundation, apenas contribuyen económicamente o de cualquier otra manera a la protección de la naturaleza y los animales.

Son los profesionales altamente capacitados en los zoológicos modernos los verdaderos expertos en la protección de la naturaleza y de las especies, comprometiéndose positivamente con los medios y el público. La sociedad merece saber que el bienestar animal es fundamental para el zoológico moderno, y constituye la base de las acciones para la conservación, la educación y la investigación.

Cuando visitan Loro Parque - uno de los zoológicos modernos más innovadores y comprometidos en todo el mundo - alcanzará una mejor comprensión de la naturaleza y los animales.