Skip to main content

Desde la familia de Loro Parque estamos profundamente entristecidos por el fallecimiento del gorila Schorsch.

Schorsch cumplió 50 años en marzo y era el gorila más longevo del grupo que habita en Loro Parque, y llevaba más de 27 años con nosotros. Tenía un gran carácter y a pesar de que se volvió un poco gruñón con la edad, se ganó el afecto y la simpatía de sus cuidadores, dejando una gran huella en la familia de nuestro zoo.

Proveniente del zoo de Nuremberg, Schorsch llegó al parque en 1994, y era hijo de Fritz, uno de los gorilas más viejos de Europa.

Debido a su avanzada edad, Schorsch había perdido agudeza visual, pero esto no le impidió seguir localizando su enriquecimiento ambiental gracias al tacto.

Desde el punto de vista del bienestar animal, es todo un hito que Schorsch haya alcanzado el medio siglo, pues la esperanza de vida media para esta especie en la naturaleza es de unos 37 años.

Además, el gorila de llanura occidental está críticamente amenazado y sus poblaciones se encuentran en declive debido, entre otras razones, a la caza furtiva y a enfermedades como el virus del ébola. Afortunadamente, la población gestionada de manera coordinada por los zoológicos europeos cuenta con un buen número de ejemplares, de los cuales las tres cuartas partes han nacido bajo cuidado humano. Nuestro grupo de solteros es una pieza clave en este programa de cría en cautividad europeo, ya que permite un mayor intercambio genético y ayuda a gestionar los grupos familiares en otros zoológicos.

This site is registered on wpml.org as a development site.